Fraccione su dieta en 5 a 6 fracciones al día; desayuno, media mañana, almuerzo, onces, comida y cena.

 Adicione a todos los alimentos y preparaciones: mantequilla, queso crema, mermelada, natas, lechera, miel, azúcar y suero costeño.

Consuma un alimento frito al almuerzo y otro a la
comida.

Primero consuma el seco y después la sopa.

Adicione a la sopa una cucharada de aceite,
mantequilla o crema de leche.

Consuma caspiroleta: Licue o mezcle, un huevo, un ponqué o galleta rondalla y azúcar, luego caliente por 5 minutos.

Consuma 2 a 3 veces por semana los siguientes granos: frijol, arveja,
garbanzo y lenteja.

Consuma 2 a 3 frutas al día.

Consuma verduras en guiso o ensalada
1 a 2 veces al día.

Consuma cereales 4 a 5 veces al día
como: pan, galletas, pastas, arroz y avena.

Consuma 6 a 8 vasos de líquidos al día.

Realice ejercicio 3 veces por semana mínimo durante 45 minutos.