Todo paciente con diabetes deben tener en cuenta que su alimentación consistirá en un régimen saludable que debe adecuarse a las características de la persona (sexo, edad, condición física, condiciones especiales como el embarazo o lactancia) y obviamente al tipo de diabetes y tratamiento (insulina o medicamentos orales).

Antes de cada comida debe:


Comer alimentos bajos en grasa y sal.

Debe limitar el consumo de harinas.

No ayunar.

Para calmar la sed, el agua natural o saborizada, limonada natural, aromática, refrescos sin azúcar son la mejor elección.

Puede consumir de todas las frutas, porción según recomendación de la nutricionista.

Informar al médico las variaciones o incumplimiento en las recomendaciones.

Medir (glucometría) la glucemia (azúcar).

Calcular la dosis de insulina, según indicación médica.

Comer con horarios establecidos.

Debe evitar consumir azúcar, miel o panela.

Si desea puede endulzar con aspartame, stevia, sucralosa o sacarina.

Preferible el consumo de fruta entera en vez de jugos de fruta.

Los hábitos saludables deben ser adquiridos también por su familia, como estrategia de apoyo y de prevención de la enfermedad en el núcleo familiar.

Alimentos que contienen carbohidratos:


Leche.

Helados.

Yogurt.

Pasteles.

Galletas.

Chocolates.

Bebidas Gaseosas.

Confites.

Mecatos de paquete.

Panes.

Cereales.

Pastas.

Granos.

Frutas.

Jugos.

Plátanos.

Tubérculos.

Algunos Vegetales.

Alimentos que no contienen carbohidratos:


Grasas:

– Mayonesa.

– Aguacate.

– Nueces.

– Semillas.

– Vinagretas de ensalada.

– Mantequilla.

– Margarina.

– Aceites.

– Queso Crema.

Proteínas: 

​- Carne de res.

– Pollo.

– Pescado.

– Huevos.

– Queso.

También le puede interesar


Cusas, signos y síntomas


Tratamiento


Complicaciones


Laboratorio


Recomendaciones